Reseña: Trazos de placer, de Elena Montagud

18 septiembre 2015


Trazos de placer, de Elena Montagud.
Trilogía del Placer #1/3
Editorial: Grijalbo | Número de páginas: 384
Precio: 15.90€ 
Agradecimientos a la editorial
Melissa estaba convencida de que Germán iba a ser el hombre de su vida, pero él la abandonó poco antes de la boda. Melissa cree que Aarón es un pintor bohemio y sexy que huye del compromiso. Sin embargo, está decidida a ligárselo. Melissa ve a Héctor, su jefe en la editorial, como uno de los hombres más atractivos que ha conocido, aunque algo en él la asusta y atrae a la vez. En el fondo, Melissa sabe que está buscando el verdadero amor. Pero piensa tomarse su tiempo antes de decidir. Le han roto el corazón una vez; dos serían demasiadas. Ahora es el momento de disfrutar del placer.


Sin duda alguna, lo más llamativo de este libro no es la sinopsis, sino la portada. No lo apreciaréis hasta que lo veáis físicamente, pero el rojo que destaca tanto es metalizado, y entre eso, el título y el patito disfrazado de diablo, ya os podréis imaginar sin saber nada más de él de qué va la historia. No conocía a la autora, pero indagando un poco he visto que sus libros tienden a tener muy buenas críticas y me atreví con este libro. La verdad es que quitando un par de cosas, es un libro que no está nada mal.

En Trazos de placer, la primera parte de una trilogía (qué raro, ¿eh?), nuestra protagonista es Melissa Polanco, y trabaja en una editorial como correctora de textos. Melissa ha sufrido una ruptura con el que pensaba que era el amor de su vida, y vaga como una alma en pena. Conoceremos a Héctor, el jefe buenorro de Melissa que sabe que lo es, pero del que a medida que avanza la historia, acabas más y más prendada. Y también conoceremos a Aarón, un pintor bohemio que no quiere ataduras con nadie y al que le gustan demasiado las mujeres, pero al que Melissa quiere conquistar. Y nos veremos envueltos en un trío 'amoroso' de lo más curioso. 
Comprendí que hay sucesos en la vida que llegan mucho antes de que nos demos cuenta. Y en realidad lo hacen porque no tratamos de cambiaros y nos instalamos en una falsa comodidad.
En cuanto a los demás personajes, también conoceremos a Dania, la mejor amiga de Melissa y personaje al que he adorado. Con los pies en la tierra, alocada, fuerte y de esas personas que necesitarías tener al lado en un momento de bajón. Ana es la hermana de nuestra protagonista, y la verdad es que son como la noche y el día. No concibe el sexo sin amor y no es tan alocada como su hermana. La verdad es que con Ana no he conectado para nada, no me ha caído especialmente bien pero tampoco es que le haya cogido tirria. Simplemente no me ha acabado de llegar.

Melissa me ha hecho sentir de todo. Mayormente ganas de darle unas cuantas bofetadas porque sinceramente, durante casi más de la mitad de la novela no me ha gustado mucho su actitud, pero ya casi al final final ha conseguido convencerme con su evolución. Lo que sí no puedo quitarle a Elena en cuanto a Melissa es que ha creado un personaje muy real y que, aunque no me ha gustado en muchas ocasiones, puedo llegar a entender sus dudas e inseguridades. Aún así, me hubiera gustado poder decirle que espabilara, que la vida seguía y que se podía salir de todo. Es una chica con el corazón roto que simplemente quiere una cosa: que no se lo hagan más añicos. Puede parecer que me estoy contradiciendo, pero es que precisamente me ha pasado esto con Melissa: me gustaría poder achucharla al mismo tiempo que le zarandearía para que espabilara.

En cuanto a la parte masculina del trío, he de decir que ambos personajes me han gustado mucho. Héctor y Aarón son personajes totalmente distintos, pero que tienen en común más de lo que parece. Héctor es el guapo que sabe que lo es. Aún así, sí he de decir que me ha sorprendido muchísimo su actitud hacia Melissa; no es algo que haya visto en muchas novelas y me ha parecido muy interesante. Aarón es un pintor que conoce a Melissa cuando ésta sustituye a su amiga Dania para que le pinte, y Melissa automáticamente acabará rendida a sus pies y deseando que Aarón mueva ficha y se lance. Aarón me ha caído muy bien. Es consecuente con lo que piensa y no tiene reparo ninguno en decir lo que piensa.
El amor no es fácil. Si lo fuera.. Créeme que entonces no sería auténtico amor. 
La historia se desarrolla de manera que conoceremos tanto lo que pasa en ese momento como lo que pasó entre Melissa y Germán. Mediante flashbacks, iremos conociendo cómo un amor tan apasionado como el suyo acabó truncándose y convirtiendo a una Melissa feliz porque está a punto de casarse con el amor de su vida, en una Melissa triste, con el corazón roto y con miedo a seguir adelante.

En cuanto al final, la verdad es que quitando un pequeño detalle que conoceréis en cuanto lo leáis, se podría haber quedado en un solo tomo. Si ese detalle se hubiera omitido, no hubiera hecho falta seguir, pero para mí, el querer saber más es lo que hace que quiera seguir con la trilogía. Si lo leéis, sabréis a qué me refiero. Otra cosa que me ha parecido bastante curiosa, es que, a pesar de ser una novela erótica, Elena no utiliza en ningún momento (que yo recuerde ahora mismo) ningún tipo de palabra que chirríe. El lenguaje es simple, pero no llega a ser vulgar en ningún momento. Una auténtica gozada. 

En definitiva, Trazos de placer es la primera parte de una trilogía que pinta muy interesante y que te entretendrá mucho. La pluma de Elena Montagud hará que te enganches y que quieras saber más y más de cómo sigue la historia.
Supongo que, alguna vez, todo el mundo ha sentido que no está hecho para su vida. Pero siempre se encuentra un motivo para aterrizar en ela de nuevo. Y puede que el paracaídas sea justo la persona que menos nos esperamos, aquella a la que en un principio no le dimos importancia o la que nos parecía más contraria a nosotros.

Trilogía del placer

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

1. Trazos de placer - Ya a la venta
2. Palabras de placer - A la venta el 8 de octubre
3. Secretos de placer - A la venta el 5 de noviembre

8 comentarios:

  1. Hola! Te quiero agradecerte la fantástica reseña que haa hecho del libro. También decirte que me emociona saber que te ha gustado. Y que tienes razón, a vecds Melissa necesitaba un par de leches. Se las debería haber dado Dania, jajaja. Espero que cuando leas el segundo también te guste. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Pues el otro día vi este libro en la librería y me llamo bastante la atención la portada, que la verdad es chulísima <3
    Me lo voy a apuntar, se ve interesante.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. No pinta nada mal pero al ver que no es libro único me tira para atrás que tengo muchas sagas empezadas ahora mismo ajjajaa

    ResponderEliminar
  4. Adoro como escribe la autora, lástima que escriba solo romántica. Me leí Donna Angelicata y Donna diabola y me encantó. Tiene una manera de narrar que enamora.

    ResponderEliminar
  5. Mucho no me llama... Gracias por la reseña igual!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Me parece super curiosa la portada pero la historia en si no me llama demasiado.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Hola, pues la verdad es que el libro es la primera vez que lo veo.
    Despues de leer tu reseña me ha llamado mucho la atencion y es muy posible que le de una oportunidad, lo que nos e muy bien es cuando.
    Un saludo y gracias por ella

    Sara - cadena de comentarios

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que no me llama.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Ya sabéis, siempre que comentéis con respeto y sin SPAM :)
¡Gracias por tu comentario y hacer más vivo el blog!

Spanning Books
Santa Template by Mery's Notebook © 2014