Amy y Roger, de Morgan Matson

13 julio 2014

Bookdepository
Título original: Amy&Roger's Epic Detour
Autor: Morgan Matson
Saga: Autoconclusivo
Editorial: Plataforma Neo
Número de páginas: 393
Precio: 17.90€ 
Para encontrar el verdadero camino, a veces tienes que perderte…
Amy no quiere que llegue el verano. Su madre ha decido mudarse al otro extremo de los Estados Unidos, y ahora Amy tiene que llevar el coche de California a Connecticut. El problema es que, desde la muerte de su padre en un accidente de tráfico, no se siente capaz de ponerse al volante. Y aquí entra Roger, un amigo de la infancia que también debe viajar al otro lado del país, y que carga con sus propios problemas.
A medida que avanzan, ambos descubrirán que las personas que menos esperas pueden convertirse en las más importantes y que a veces es necesario dar algunos rodeos para llegar a casa.

Cuando lees un libro con las expectativas tan, pero tan altas, hasta con miedo de que te acabe decepcionando y te hace sentir como me ha hecho sentir a mí este, sabes que te cambia la vida. Amy y Roger es un libro que desde hace mucho que quiero leer, incluso antes de que Plataforma Neo lo trajera a España, pero con el que nunca me he atrevido. Un día decidí que ya era momento de hacerme con él, así que no dudé y lo compré. Tan solo lamento no haberlo hecho antes. No sé cómo me va a salir esta reseña, porque no sé ni siquiera qué decir, pero allá va.

El libro empieza con Amy, a la que se presenta como una chica que, después de la muerte de su padre, no ha sido capaz de ser la misma, y cuya familia, a raíz de ese hecho, se desmorona poco a poco. Su hermano Charlie, encerrado en un centro de rehabilitación, y su madre, la cual no ha podido hablar de la muerte de su marido, no son los mismos tampoco y Amy tendrá que hacer frente a la venta de la casa familiar y a una mudanza hasta la otra punta del país.

Para ello Amy se tendrá que embarcar en una aventura en coche con Roger, un amigo de la infancia del cual no se acuerda y con el que quedará embobada nada más verle. Roger es un chico que también arrastra un pasado bastante duro; pero aun así se muestra como un chico tímido, muy majo y que intenta congeniar desde el principio con Amy, que se mostará un poco arisca al principio; aún no es capaz de sonreír.
Decir adiós es como asumir que no vas a volver a ver a una persona. Es aceptar que esa sea la última conversación que tengáis. Así que, si no lo dices, si dejas la conversación abierta, significa que tendrás que volver a verla.
La premisa de la historia puede parecer bastante simple, pero es precisamente eso lo que hace que la novela sea tan especial. Es sonrisa, pero también es llanto. Con Amy y Roger sonreirás como una tonta pero también se te encogerá el corazón a veces, y no querrás despegarte de ellos. A simple vista no tiene más consecuencias que mostrarnos la historia de dos chicos que han pasado por una situación difícil que se conocen y tienen que hacer un viaje juntos, pero va mucho más allá. Es una historia de superación, de aprender a confiar, de aprender a que hay gente que es capaz de hacerte sentir bien, de saber que todo puede ir bien de verdad, de volver a sonreír y de superar los miedos, y también aprender a decir adiós.

La ambientanción es increíble. Maravillosa. Al tener que cruzar todo el país para llegar a Connecticut, recorreremos con ellos todo el viaje, cosa que hace que el libro adquiera una escenificación inmejorable. La edición del libro es impresionante. Contamos con tickets, notas de Amy, las playlists del coche, facturas,... de absolutamente todo. Cada detalle, cada momento, se puede ver reflejado en el libro y Morgan consigue que nos traslademos a las carreteras de Estados Unidos. Sin duda, hará que queramos estar ahí para disfrutar con ellos de las vistas, de las gasolineras de carretera, de las tiendas de souvenirs, de comprar unas gafas de sol, de escuchar a Elvis Presley y de cambiar de ruta si es lo que apetece.

Como es lógico y todos sabréis, hay un romance en la historia que se ve de lejos. Simplemente, el romance no es forzado, se va forjando momento a momento y antes de que te das cuenta ya estás embobado con él. Lo bonito de esto es que aunque sea lo principal de la historia, éste es muy secundario: la confianza, la superación... se debe a la conexión y la química evidente que existe entre ambos, pero la parte romántica es casi inexistente, pero la química está ahí y te hará sonreír como un bobo. No sé si me explico, pero es que no encuentro otras palabras.
- (...) Mañana mejorará.
- Pero ¿y si no es así?
- En ese caso, te lo repites mañana. Porque podría pasar.
No puedo decir mucho más de este libro. Simplemente Morgan Matson me ha robado el corazón con él, que no puedo esperar a leer los otros dos libros que tengo esperando suyos en la estantería y que ojalá me encuentre muchas más historias así. Simplemente, MARAVILLOSO.

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

6 comentarios:

  1. Hola^^ parece un libro fresco y entretenido, además la edición es muy bonita.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  2. Hola^^
    Tengo unas ganas tremendas de leer tanto el libro como la autora, me llama mucho.
    besos!

    ResponderEliminar
  3. No es de mi estilo pero muchísimas gracias por la reseña :)
    Besos desde Andrómeda.

    ResponderEliminar
  4. Hola! Tengo ganas de leer este libro ya que las reseñas que he leído son todas positivas y espero que no me decepcione. Gracias por la reseña, me alegra que lo hayas disfrutado, besos!

    ResponderEliminar
  5. Me llama mucho mucho mucho ^^ Y todo lo que he visto por el momento son buenas reseñas :)
    Gracias por la tuya!

    besitos<3

    ResponderEliminar

Ya sabéis, siempre que comentéis con respeto y sin SPAM :)
¡Gracias por tu comentario y hacer más vivo el blog!

Spanning Books
Santa Template by Mery's Notebook © 2014